Cannabis Medicinal

El interés del legislador uruguayo en regular la plantación, cultivo, cosecha, acopio y comercialización del cannabis para ser destinado a la elaboración de especialidades vegetales o farmacéuticas para uso medicinal no es casualidad: son numerosas las enfermedades y afecciones que pueden ser tratadas con esta planta.

La explotación del cannabis es uno de los negocios de mayor actividad –y proyección- en el Uruguay de hoy. Como se sabe, desde hace algunos años Uruguay se encuentra dentro de la treintena de países que han legislado acerca del cannabis medicinal. Esta circunstancia, sumada a ciertas peculiaridades tributarias del régimen uruguayo, explica el crecimiento exponencial del sector.

El Decreto Nº 46/015 (4 de febrero de 2015) (“el Decreto”) define como “especialidad vegetal” a la hierba o mezcla de hierbas de cannabis (psicoactivo y no psicoactivo) utilizado con fines medicinales y como “especialidad farmacéutica”, a todo medicamento simple o compuesto a base de cannabis (psicoactivo y no psicoactivo) con nombre registrado en el Ministerio de Salud Pública (MSP) de fórmula cuali-cuantitativa declarada, fabricada industrialmente y con propiedades terapéuticas comprobables, que se comercializa en determinadas unidades de venta”.

Ambas especialidades se encuentran bajo control del MSP y deben registrarse en el Departamento de Medicamentos de dicho organismo. Del mismo modo, los interesados en la elaboración e industrialización de éstas, deben contar con habilitación del MSP.

Para realizar las actividades de plantación, cultivo, cosecha, distribución y comercialización de cannabis medicinal es necesario además obtener autorización por parte del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA). Dicha autorización comprende el otorgamiento de una licencia que habilita el desarrollo de la actividad, a través de la cual se establecen los términos y condiciones a los que quedará sujeta la misma. El solicitante de la licencia, está obligado a justificar la finalidad para la cual será destinado el cannabis producido y a presentar la habilitación expedida por el MSP en la que se autorice al destinatario del cannabis producido a la elaboración de las especialidades vegetales y/o farmacéuticas. Como parte del proceso de autorización, el IRCCA solicitará un informe a la Secretaria Nacional Antilavado de Activos en forma previa al otorgamiento de la licencia. En consecuencia, el IRCCA exige que los solicitantes de las mismas incluyan información relativa a su estructura societaria (a los efectos de una adecuada identificación y conocimiento del beneficiario final), así como del origen de los fondos que serán destinados a la ejecución del proyecto.

Abonado el costo de la licencia -el cual es fijado de acuerdo a ciertos parámetros pre-establecidos-, el IRCCA inscribirá de oficio a las personas habilitadas en el Registro del Cannabis Sección Cannabis Medicinal, determinando su plazo de vigencia.

La dispensación del cannabis medicinal se realiza a través de las farmacias habilitadas a tales efectos por el MSP. Únicamente podrán acceder al mismo aquellas personas capaces, mayores de edad, que presenten una receta oficial expedida por su médico tratante.

Para las actividades de importación y exportación, se debe solicitar autorización a la División Sustancias Controladas del MSP presentando un certificado de importación expedido por las autoridades competentes del país importador en el que conste que ha sido autorizada la importación del producto del cannabis que se mencionan en él. Estas autorizaciones caducan a los 120 y 90 días de emitidas, respectivamente.

En el correr del presente año Uruguay ha realizado su primera exportación de cannabis medicinal. Martín Rodríguez, director ejecutivo del IRCCA, en entrevista con El Observador, alegó que proyecciones a nivel mundial dicen que el mercado del cannabis medicinal es un mercado de entre US$ 100 mil millones y US$ 120 mil millones. Además, agregó que es un producto que se podría comercializar internacionalmente con mercados de alta capacidad de pago y que permitan generar un efecto multiplicador en el desarrollo en las empresas. Ello confirma que el cannabis en general, y específicamente el medicinal, es una de las grandes apuestas de nuestro país al día de hoy.

 

Etiquetas
Reporte

volver / ver más noticias

Subscribe and Receive all Our News