El Poder Ejecutivo amplía los beneficios tributarios para los POS y sistemas de facturación con el fin de profundizar el proceso de inclusión financiera

Desde la sanción de la Ley de Inclusión Financiera, y con el fin de establecer condiciones que favorecieran una rápida implementación de esta, el Poder Ejecutivo, a través de sucesivos decretos, ha promovido las inversiones en equipos de procesamiento electrónico de pagos (POS) mediante el otorgamiento de diversos beneficios tributarios.

El reciente Decreto No 200/018 de 2 de julio de 2018 (en adelante, “el Decreto”) amplía los beneficios tributarios a la inversión en POS y sistemas de facturación, pero los direcciona a extender la red de POS en zonas de Montevideo y del país donde se registra un escaso desarrollo relativo, y a facilitar la incorporación a esta plataforma tecnológica de determinados sectores de actividad o contribuyentes.

Inversiones alcanzadas

El Decreto declara promovidas las actividades de instalación y puesta en funcionamiento de terminales de procesamiento electrónico de pagos y de sistemas de facturación, que contribuyan a la expansión de la plataforma que habilita el uso de medios de pago electrónicos.

En ese marco, se encuentran alcanzadas las siguientes inversiones:

a) terminales de procesamiento electrónico que habiliten el pago de transacciones con medios electrónicos o que permitan la extracción de efectivo y la realización de otras transacciones financieras, que se instalen en: (i) establecimientos ubicados en departamentos del Interior o en los Municipios A, D, F y G de Montevideo (zona periférica de Montevideo); (ii)

taxímetros, pequeñas empresas (lit. E art.52T4delTODGI)y monotributistas; y (iii) feriantes (no agropecuarios) que comercialicen exclusivamente comestibles o flores. C A D E 6527.

b) sistemas de facturación que se integren a una terminal de procesamiento electrónico de pagos preexistente, incluidos los accesorios necesarios para su funcionamiento, que se instalen en empresas que inicien actividades o cuyos ingresos en el ejercicio anterior a la incorporación del mismo no hayan superado el equivalente a UI 4:000.000. C A D E 6527.

c) terminales de procesamiento electrónico de pagos integradas a un sistema de facturación, incluidos los accesorios necesarios para su funcionamiento, o que se integren a un sistema de facturación preexistente, que se instalen en establecimientos ubicados en departamentos del Interior o en los Municipios A, D, F y G de Montevideo o que inicien actividades o cuyos ingresos en el ejercicio anterior a la incorporación de la misma no hayan superado el equivalente a UI 4:000.000. C A D E 65.

Los sistemas de facturación deberán permitir la documentación de operaciones mediante Comprobantes Fiscales Electrónicos (CFE) y discriminar en cada operación el monto gravado por el IVA, de forma de permitir calcular el monto de la devolución de dicho impuesto.

Las inversiones comprendidas en los beneficios son aquellas referidas a las terminales y sistemas de facturación instalados en el período 1o de enero de 2018 a 31 de diciembre de 2019.

Beneficios fiscales otorgados

Los beneficios previstos son los siguientes:

a) Exoneración del IRAE y/o del Impuesto al Patrimonio. El monto de la exoneración se determinará aplicando a la inversión en terminales de

procesamiento electrónico o sistemas de facturación efectivamente instalados, diversos porcentajes que se definen en función de la cantidad de habitantes de las localidades donde se encuentren ubicados los establecimientos o los Municipios en el caso de Montevideo, o los tipos de comercios, como es el caso de los taxímetros o estaciones de servicio.

b) Crédito por el IVA incluido en los bienes adquiridos en plaza que formen parte de la inversión promovida. C A D 27.

c) Exoneración de tasas y tributos a la importación, incluido el IVA, de los bienes que formen parte de la inversión promovida. C A D E 6527.

d) Exoneración del IRAE y/o del Impuesto al Patrimonio, por el 100% del valor de las inversiones en tarjetas con tecnología Secure Access Module (SAM).CADE6527.

Las exoneraciones de IRAE e Impuesto al Patrimonio no podrán superar el 60% de los respectivos impuestos liquidados en cada ejercicio antes de deducir las mismas, y podrán computarse por un plazo máximo de diez ejercicios fiscales contados a partir del iniciado con posterioridad al 31 de diciembre de 2018.CADE6527.

Para poder acceder a estos beneficios, las empresas que arrienden a los comercios los dispositivos comprendidos en los beneficios, no podrán cobrar un precio de arrendamiento superior al previsto por el Decreto según el tipo de dispositivo y demás prestaciones.

El Decreto mantiene el beneficio del otorgamiento a los usuarios de las terminales de un crédito fiscal relacionado con el costo del arrendamiento de los POS, el cual extiende hasta el 31 de diciembre de 2019, y hasta 2021 en el caso de pequeñas empresas y monotributistas. 

Etiquetas
Reporte

volver / ver más noticias

Suscríbase y Reciba Nuestro Newsletter