Reporte Tributario

Exoneración de impuestos a la importación de mercadería producida en zona franca con materias primas nacionales

Una resolución de la Dirección Nacional de Aduanas recientemente reglamentó algunos aspectos prácticos vinculados con dicha exoneración.

En setiembre del año pasado, el Gobierno dictó el Decreto N° 249/2019 (el “Decreto”). Dicho Decreto dispuso la exoneración de impuestos a la importación en favor de aquellos productos manufacturados en zona franca a partir de insumos o materias primas provenientes del resto del territorio uruguayo (la “Exoneración”). El Decreto condiciona la Exoneración a que los insumos uruguayos representen (como mínimo) el 80% del valor de todos los insumos utilizados en la fabricación del producto importado.

Recientemente, la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) dictó la Resolución N° 46/2020 (la “Resolución”) reglamentando la Exoneración.

Concretamente establece que las empresas importadoras que deseen ampararse en la Exoneración, deberán solicitar a la compañía fabricante (instalada en zona franca) una declaración jurada que detalle: (i) el nombre de fantasía, la razón social, el número de RUT y el domicilio de dicha compañía; y (ii) la posición arancelaria, la descripción y el valor comercial (en dólares) de los insumos y materias primas provenientes del exterior. Recordemos que la Exoneración aplica exclusivamente sobre el valor del producto importado en la proporción correspondiente a los insumos de origen local; el porcentaje correspondiente a insumos provenientes del exterior sí estará sujeto a impuestos a la importación.   

Además, la Resolución también dispone que: (i) el famoso “DUA” (documento único aduanero) no podría incluir más de una clase de mercadería amparada en la Exoneración, (ii) la información incluida en dicho DUA deberá --naturalmente-- coincidir consistentemente con la información incluida en la declaración jurada entregada por el fabricante de zona franca, y (iii) deberá adjuntarse la orden de compra correspondiente a los insumos extranjeros.

Todo ello sin perjuicio de la potestad de la DNA de solicitar información adicional, realizar las inspecciones que estime pertinentes e incluso requerir la intervención del LATU (a costo de la empresa importadora) a efectos de confirmar la exactitud de la información declarada.

Etiquetas
Reporte

volver / ver más noticias

Suscríbase y Reciba Nuestro Newsletter