Newsletters/ Contable & Tributario

Cuando la Felicidad No Puede ser Total: El 31 Diciembre y el Impuesto al Patrimonio de las Personas Físicas

El 31 de diciembre suele ser una fecha de celebración y reencuentro familiar. Pero la felicidad no puede ser total: los impuestos también golpean la puerta.

Por eso es oportuno recordar que el Impuesto al Patrimonio (“el IP”) grava los activos que las personas físicas mantenemos en el Uruguay al 31 de diciembre de cada año.  Los principales activos que inciden a efectos del IP son los inmuebles, automóviles, depósitos en bancos uruguayos y créditos o cuentas a cobrar con sociedades locales, incluidos los créditos que el accionista o director pudieren tener contra la sociedad de la cual fueren accionistas o directores. De ahí que en esta época del año sea frecuente que la sociedad proceda a la cancelación de ese tipo de pasivos, que no son deducibles para la sociedad uruguaya, así como también a la adquisición de activos exentos (ejemplo: bonos de tesoro o letras de tesorería del Estado uruguayo).

El IP goza de un mínimo no imponible: solamente lo abonan las personas físicas que tengan un patrimonio fiscal superior a (aprox.) USD 110.000, importe que se duplica en caso que se opte por pagar dicho impuesto (junto al cónyuge) como núcleo familiar. En principio las tasas son del 0,3% o 0,6%.

Por fin, los contribuyentes del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (“el IRAE”) deben pagar el IP (en calidad de responsables) por las deudas mantenidas con personas del exterior (salvo deudas financieras y saldos de precios de importación de bienes). Los contribuyentes del IRAE se encuentran obligados a retener (por concepto de IP) el monto equivalente al 1,5% de los créditos que contra ellos mantuviere cualquier sujeto del exterior al 31 de diciembre. Dicho porcentaje asciende a 3% en el caso de que el acreedor (del exterior) fuese una entidad localizada en una jurisdicción de baja o nula tributación.

* Estas informaciones se ampliarán en nuestro Reporte Tributario-Contable Nº 19 de este mes de Diciembre.

Continúa Leyendo -

Residencia Fiscal en Uruguay: Las Ultimas Modificaciones

Días pasados, la Dirección General Impositiva dio a conocer las últimas modificaciones introducidas por esa Administración en el texto del formulario de solicitud del certificado de residencia fiscal  (y también en el Instructivo correspondiente). 
 
Las innovaciones en el formulario involucran una serie de detalles que es menester tomar en cuenta a la hora de completarlo. Y fundamentalmente indican ciertas pautas en cuanto a la manera en que debe probarse la residencia fiscal en Uruguay. 
 
Muy especialmente, las innovaciones establecen las pruebas que el interesado debe agregar a efectos de hacer valer los denominados “intereses vitales”.  Es decir, los vínculos que mantiene en el Uruguay para demostrar que ha trasladado (a este último país) su centro vital de intereses. 
 
En esa línea, las innovaciones enumeran los siguientes documentos para probar el nexo del contribuyente con el Uruguay: constancia de cobertura médica, constancia de su calidad de socio en clubes deportivos, estados de cuenta bancarios con gastos en el Uruguay, estudios académicos, estudios y/o gastos médicos, constancia de trabajo en el país, contrato de alquiler como arrendatario o constancia de propiedad del inmueble de residencia y gastos asociados a su nombre (servicio de cable, UTE, OSE, ANTEL, etc.
 
Las modificaciones antedichas entraron en vigencia el pasado 1º de Diciembre. 
 

Continúa Leyendo -

Evento – Buenos Aires 26 y 27 de Noviembre

Los días 26 y 27 de noviembre, los Dres. Jonás Bergstein, socio de la firma y Mercedes Nin, encargada del Departamento Migratorio, disertaron en Buenos Aires sobre el tema “Residencia Fiscal y Legal en Uruguay”. Las jornadas fueron organizadas por la firma argentina Navarro Castex Abogados, en cuyas oficinas tuvieron lugar las exposiciones.

Continúa Leyendo -

Zonas Francas - Buenas Sinergias para Actividades Asociadas entre Territorio No Franco y Zonas Francas (O Cuando el Camino al Infierno Está Lleno de Buenas Intenciones)

Días atrás el gobierno anunció catorce medidas de estímulo a la actividad económica. Una de esas medidas tiende a fomentar procesos de encadenamiento productivo entre zona franca y territorio no franco.

Para ello, el Poder Ejecutivo dictó un decreto (“el Decreto”) en el que estableció que los bienes que sean el resultado de un proceso de transformación productiva realizado en zona franca -para el cual se utilicen insumos y materias primas nacionales en una proporción de por lo menos 80% del valor total de los insumos y materias primas utilizados-  no pagarán tributos aduaneros a la importación cuando re-ingresen a territorio no franco en lo que respecta a dichos insumos o materias primas nacionales. Solamente abonarán los tributos aduaneros que corresponda a las materias primas e insumos incorporados en la zona franca (hasta ahora, por una operación de este tipo, los tributos aduaneros se pagaban por la totalidad del valor).

No obstante sus loables intenciones, la redacción del Decreto plantea algunas vacilaciones. Por ejemplo, a los efectos de la exoneración de los tributos aduaneros, es dudoso si deberán abonarse el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y los anticipos del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) –en los casos que corresponda--, los cuales son tributos internos que se cobran en ocasión de la importación.


En igual sentido, el Decreto establece que solo se abonarán los tributos aduaneros que correspondan respecto de las materias primas e insumos incorporados en la zona franca. Sin embargo, en la mayoría de los casos el valor final del producto elaborado –sobre el cual se determina el precio que determinará el valor de aduana-- no responde exclusivamente al valor de las materias primas e insumos utilizados, sino que se compone también de otros elementos de valor agregado, como por ejemplo la propiedad industrial e intelectual (además del valor derivado de la propia fabricación).

En suma: una norma que puede generar un impulso relevante a esta combinación de procesos productivos, aunque el camino pueda estar erizado de dificultades. Como todo en esta vida.
 

Continúa Leyendo -

Incidentes de Seguridad Informática -Qué son y cómo actuar ante ellos-

El Centro Nacional de Respuesta a Incidentes de Seguridad Informática (“CERTuy”) define a los incidentes de seguridad de la información (“Incidentes”) como “un acceso, intento de acceso, uso, divulgación, modificación o destrucción no autorizada de información; un impedimento en la operación normal de las redes, sistemas o recursos informáticos; o una violación a la Política de Seguridad de la Información del organismo.” En palabras más sencillas, incidentes de seguridad son los accesos no autorizados, robos de contraseñas, robos de información, borrado o alteración de la información de terceros o introducción de virus (malware en general), entre otros.

Continúa Leyendo -

Cargar más

Subscribe and Receive all Our News